Ir al contenido principal

Para hoy Platón.


En la foto: Alain Badiou con Carlos Gómez Camarena.

Para hoy: ¡Platón!

En la revista Lacanian ink, no. 34, Otoño 2009, pp. 53-55.

Traducción del francés al inglés: Susan Spitzer.

Traducción del inglés al español: Carlos Gómez Camarena.

Durante los últimos tres años he desarrollado una doctrina para nuestro tiempo, una época que yo defino como llena de confusión en el pensamiento, o, en otras palabras, que devalúa la vida al hacerla equivalente únicamente con la máxima del interés, como consecuencia la Idea es destruida.
Es así que es necesario reconsiderar, con base en las categorías introducidas en Lógicas de los mundos, la distinción entre ser y existencia, así como la eventual emergencia de las verdades, el trabajo subjetivo que implica y la singularidad de su eternidad.
También he esbozado las premisas de un código moral provisional para estos tiempos de confusión. Déjenme recordarles los tres principios que subyacen a este “código moral”:
Conduce tu vida no de acuerdo a lo que existe sino a lo que in-existe.
Lleva hasta las últimas consecuencias de esta vida aquello que orienta tu pensamiento afirmándolo.
Aférrate a un punto-de-verdad sin tomar en cuenta siquiera por un momento la opinión prevaleciente, sino al contrario, este punto-de-verdad lo es en la medida en que es una excepción a la opinión.
A continuación quisiera presentar las referencias filosóficas que subyacen a este nuevo régimen de afirmación y orientación que se requiere para pensar y de esta manera no hacer ninguna concesión ni a la complacencia democrático-militar occidental ni sus versiones nihilistas, sea terrorista o consumista, las cuales en última instancia son una y la misma cosa: no son sino un amortiguador subjetivo contra los cadáveres de los Dioses.
Platón será nuestro guía. Es a él a quien necesitamos hoy en primer lugar. Ello por una razón muy particular: él es el primero en introducir la idea de que, para conducir nuestras vidas en este mundo, es necesario el acceso a lo absoluto. Este absoluto es accesible para todos no porque Dios rija sobre nosotros (Descartes), tampoco porque seamos agentes de un devenir-sujeto de tal absoluto (tanto Hegel como Heidegger), sino porque la materialidad de lo que estamos hechos (más allá y por encima de la corporalidad individual y la retórica colectiva) en la construcción de las verdades eternas.
Retomaré una vez más el tema de la participación (el cual sabemos se presenta como un enigma) de tal manera que nos permita ir más allá de las estructuras de lo que he llamado “materialismo democrático”: la afirmación de que únicamente hay individuos y comunidades, además de la negociación de algunos contratos entre los últimos. En lo único en que los órganos de control modernos pueden tener esperanza es en que estos contratos puedan ser equitativos, mientras que el único interés que posee esta “equidad” para el filósofo es la de hacer notar que ella únicamente puede ser realizada como injusticia intolerable. Es por ello que debemos hacer valer que, además de cuerpos y lenguajes, hay verdades eternas, de las cuales los cuerpos y los lenguajes pueden participar en el tiempo militante de la construcción de esta eternidad. Esto es lo que Platón nunca dejó de hacer escuchar al oído sordo, por ello el tiempo le da la razón.
Sobre esta base es que he planeado mi “proyecto Platón” que consiste en tres partes. Primero, el curso que he impartido una vez al mes durante tres años. Segundo, un filme que será titulado La vida de Platón. Y, tercero, una traducción completa de La República. Aunque la traducción –la cual llamo por cierto “hipertraducción” – comienza con un meticuloso trabajo sobre el texto en griego, su intención última es incorporar a Platón en el discurso contemporáneo, presentarlo a cualquiera como un pensamiento que está absolutamente disponible para lo único que realmente importa: que el pensamiento es algo realmente vivo, lo más concreto de este mundo.
Estoy ofreciendo a los lectores de lacanian ink dos breves fragmentos de esta hipertraduccción, la cual está lejos de estar terminada: el prólogo y el epílogo, extraídos (de acuerdo a la tradicional división del texto) del inicio del Libro I y del final del Libro X. ¡Imaginen qué cosa más extraña debe ser traducir al inglés esta especie de traducción al francés de un texto griego! Como se podría esperar, dada su habilidad para moverse entre el francés y el inglés, Susan Spitzer lo hace de manera maravillosa, hay que decirlo. A la luz de este logro, espero que sea capaz de encomendarle con el agotador trabajo de traducir enteramente esta hipertaducción, la cual deberá publicarse en algún momento a inicios de 2011.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una reseña de El Siglo de Alain Badiou.

PorJuan Manuel Melero.



El sigloreúne un ciclo de clases de Alain Badiou, dictadas entre octubre de 1998 y marzo del 2000. Se suma a éstas un epílogo, del año 2004. Su objeto es ni más ni menos que ese siglo cuya línea de cierre, en términos del calendario, nos encontrábamos pisando por entonces. Pero su objetivo no es hacer un balance general o un juicio de valor sobre lo que habría sido el siglo XX, sino intentar una lectura de la subjetividad que lo sostuvo, de las pasiones que le dieron impulso, mediante un trinchado de discursos: las políticas, las artes, las ciencias. Lo primero que se advierte es que en ese sentido se han ensayado diferentes maneras de circunscribir el siglo, y que ellas dependen, principalmente,  del modo de captar la relación entre violencia y transformación histórica. Entonces, la periodización más difundida, y también la más fuerte en este libro, hace comenzar al siglo en los años 1914-18, lapso de la primera guerra llamada mundial, que incluye además a 1917, …

Ce merveilleux petit chat.

Ce merveilleux petit chat avait pour nom "Royan". C'est une ville au bord de l'Atlantique, où ce chat, tout petit et perdu, a été trouvé par mon fils adoptif (d'origine congolaise) Oliver Ntumba-Winter-Badiou. Malheureusement, cette adorable bête était une peu folle, elle sautait partout sans faire attention, il fallait toujours fermer toutes les fenêtres et toutes les portes... Royan a fini, un matin, par sauter par la fenêtre, il a fait une chute de six étages. Il n'était pas mort ! Je l'ai emmené tout doucement chez le vétérinaire. Il a lutté encore deux jours, après des soins délicats et difficiles, mais il a succombé à la fin. Nous avons tous beaucoup pleuré... Alain B.

Elogio del amor.

En forma de debate, Alain Badiou responde a las preguntas de Nicolas Truong y aborda el tema del amor de manera profunda. Se pregunta con pasión y rigor sobre la concepción del amor en nuestro mundo moderno. Para él, es necesario “reinventar el riesgo y la aventura, contra la seguridad y la comodidad”. Se debe caer enamorado para hacer filosofía, según Badiou, “quien no comienza por el amor no sabrá nunca lo que es la filosofía”. A través de este libro, podemos descubrir varias ideas. En primer lugar nos dice que hoy el amor se ve amenazado por el conformismo, porque el amor se define como una experiencia tranquilizadora, que nos hace sentir seguros. En efecto, se piensa que se toman menos riesgos al buscar otro ser idéntico a sí mismo (la otra mitad) que deben elegirse fulano o mengana y se piensa “con aquél, esto va a ir sin riesgos”. De esta manera, no hay más sorpresa, ni más encuentro y se pierde toda la poesía de la vida. Pero el amor no puede existir a falta total de riesgos…